Fomentando los Buenos Modales

Los niños desde pequeños aprenden primero por imitación, luego por sensaciones (si se sienten bien o mal), y finalmente entienden el porqué de las situaciones, reglas y todo aquello que les dices.

Un niño con buenos modales, es un niño que se le facilitará la convivencia social, sin embargo, muchas veces a los niños pequeños les cuesta trabajo seguir normas, entender límites lo que dificulta que sean niños “buenos”.

6 Consejos para los Buenos Modales

Por lo que el día de hoy te presentamos unos consejos que te ayudarán a enseñarles a tus pequeños buenos modales de manera sencilla y sin tanto caos.

  1. Recuerda que los niños aprenden por imitación y observación, así que si deseas que se comporte de determinada manera, tu deberás darle el ejemplo y mostrarte tranquila y sin presión del que dirán, si tu hijo nota tensión en ti, entenderá que eso que deseas que aprenda no es muy bueno.
  2. Los niños pequeños, son muy listos y entienden muchas cosas, sin embargo, si deseas enseñarle algo o mostrarle algo que no estuvo correcto, debes hacerlo: poniéndote a su altura, con frases cortas y cuando los dos se encuentren tranquilos para que el mensaje se reciba mejor.
  3. Enseñarles los beneficios que se obtiene con los buenos modales ayudará a tu hijo a que vea que es mejor tener un buen comportamiento.
  4. Entender que hay días en que no están de humor para hacer determinadas cosas, como saludar, hay que evitar forzarlo y hacerle ver que en cuanto esté listo lo podrá hacer, ellos verán que se les respeta su espacio y tiempo.
  5. Evitar forzar a ser afectivos con las personas, ellos tienen su tiempo y si los forzamos creerán que las cuestiones afectivas deben ser forzadas.
  6. Cuando lo realicen por sí solos, reconoce de manera discreta y tranquila ese logro, le dará más confianza en seguir realizando actos así.

Los buenos modales se aprenden así que inicia dando un gran ejemplo para que sigan tus pasos de manera muy natural.

Revalorar el papel de los abuelos

Es verdad que al tener un hijo se crea un cambio radical en la familia, algunos están nerviosos por la llegada del nuevo miembro, muy emocionados y todo mundo opina de como hacer para cuidar, jugar, comer, etc. con el pequeño. Es el momento en que entran en acción esas dos personas que, por lo general, se convierten en el segundo lugar de importancia en la vida del pequeño (después de mamá y papá): Los abuelos.  

Ya sea de manera positiva o negativa los abuelos siempre van a influir en la crianza de los hijos, de hecho se dice que los papás están para educar a los hijos y los abuelos para consentirlos. Muchas veces la abuela o el abuelo tendrán los mejores consejos para los padres, aunque en otros puntos podrán llegar a discrepar, es por ello que es necesario establecer normas de convivencia con ellos; escuchar  y tener en cuenta que muchas veces no se va a llegar a un común acuerdo 

En todo caso como padres debemos un diálogo que no cause un conflicto en el niño, sino al contrario, enriquezca su crianza y cuidado, así como la presencia de la familia en su vida, ya que el tener a sus abuelos a su alrededor les ayudará a reforzar su estabilidad emocional. 

Trabajando con los abuelos por los hijos. 

Si crees que necesitas orientación en la relación con los abuelos, hoy te diremos algunas ideas de lo que sí y lo que no con los abuelos. 

  • Deja que jueguen con sus nietos, esto no solo fortalece el vínculo hacia con ellos, también ayuda a los niños a conocer el mundo de los adultos, mientras que los abuelos podrán tener ratos de alegría pura. 
  • Deja que platiquen con ellos, a veces pareciera que acusan a mamá o papá con los abuelos, pero la mayoría de veces ayudan a que los hijos entiendan algunas de nuestras actitudes y otras a que podamos hacer una reflexión acerca de nuestras respuestas, también fortalecen la comunicación efectiva y de confianza con la familia; así que permite que desarrollen un diálogo con ellos. 
  • No discutas frente a tus hijos con los abuelos, puedes causar un conflicto con tu hijo emocional. Así que si algo no te parece, siempre busca entablar un diálogo tranquilo para poder llegar a un acuerdo, no dañes la imagen que tienen tus hijos acerca de ellos. Es importante no engancharse con cuestiones que quizás no se podrán modificar al momento. 
  • No les dejes toda la responsabilidad de la crianza de los hijos a ellos, recuerda que son nietos y por lo tanto les toca disfrutarlos. 

Por lo tanto si tus hijos tienen la dicha de tener abuelos, permite que convivan con ellos, tú puedes intervenir evitando emitir juicios, pre estableciendo límites previos de lo correcto e incorrecto, así será más fácil evitar que se realicen cosas que no te agradan, pero sobre todo háblales bien de los abuelos y no los forjes a dar amor, los niños van a querer a quienes les inspiran confianza, respeto, cariño; por lo tanto dales su tiempo. 

¿Dormir? Pero soy mamá.

Las mujeres madres de familia, hay que admitirlo, tenemos un trabajo de 24 x 7, causando que no siempre cumplamos con los requisitos de salud estipulados por la sociedad o inclusive no alcancemos las expectativas creadas por una misma. Ya sabes: levantarte, hacer ejercicio, cuidar tu alimentación..  

 Con todo, es importante que sepas que el ser mamá es un plus a todo lo demás que eres, por lo tanto no te olvides de ti misma y regálate unos minutos que te ayudarán a recargar pilas con algo tan sencillo como dormir.  

 Es hora de dormir 

El sueño es un proceso fisiológico que ayuda a que las personas: se recuperen física y psicológicamente. Un buen descanso ayuda a prevenir: enfermedades, migraña, mal humor, pesadez, subir de peso, y las arrugas; por lo que es importante que trates siempre de descansar lo mejor que se pueda. 

El día de hoy te hablaremos de algunas ideas que te ayudarán a poder descansar y recargar energía para poder seguir con tu día a día lo mejor que puedas. 

 ¿Cómo poder descansar con tus días locos? 

Hay días en que no tenemos tiempo ni para tomar agua, así que el primer consejo que te daremos son los ejercicios de respiración. Esto ayudará a destensar el cuello, la espalda, oxigena tu cuerpo permitiendo que fluyan mejor las ideas, y te da un momento de reflexión. 

 Lo que debes hacer es: inhalar contando hasta 10 sostener un poco la respiración y soltar el aire contando hasta el 10, así consecutivamente hasta que hagas una última respiración de 1. 

 Otra cosa que es recomendable es tomar una siesta de entre  15 y 20 minutos, donde te puedas olvidar un momento del mundo exterior, éste hábito te ayudará a recuperarte mental y físicamente y puedas seguir con el resto de tus actividades, reduciendo el estrés y regaños innecesarios. Sabemos que a veces los hijos no nos permiten hacer esto pero no importa la edad si se les pides un momento de tranquilidad ellos te brindaran ese regalo y más si ven un beneficio posterior, es decir una mamá relajada. 

 Si en todo el día no pudiste lograr hacer respiraciones o tomar una siesta, antes de dormir consiéntete con una rica mascarilla, una buena lectura, y un rico baño tibio que te ayudará a destensar tu cuerpo; busca antes de dormir dejar atrás los problemas y anota en una lista tus pendientes para sacarlos de tu mente y poder descansar. 

Recuerda: si no descansas bien no podrás encontrar más soluciones para resolverlos.

Así que respirar, dormir una siesta, un masaje en la sien y cuello, una mascarilla, música tranquila, una lectura tranquila y dejar los problemas de lado por un rato te ayudará mucho para que logres descansar mejor y sobre todo no te olvides de ti.

Mamá tiene vida.

Desde que sabes que te convertirás en mamá, tu vida se va modificando con base a las necesidades de tus hijos, la familia, haciendo que dejes de lado tus necesidades, tus gustos. Así que la pregunta del día es ¿cuándo fue la última vez que saliste, sin tus hijos, sin preocuparte por ellos?

Tal vez fue hace mucho o hace poco o nunca, si consideras que salir sola o con tus amigas se considera un lujo para ti, pues entonces es momento que te des ese lujo.

Estudios de diversas universidades dicen que las mamás que salen con sus amigas, aunque sea una vez al mes, tienen mayor bienestar emocional y mejora su salud física, lo que ayuda a que puedan realizar mejor sus actividades.

Recuerda que cuando una mujer se encuentra feliz y satisfecha en su vida, reduce el riesgo de desarrollar depresión u otros padecimientos que alteren su estado de ánimo y provoquen una inestabilidad en la familia.

Recuperando tu vida, un paso a la vez.

Si quieres salir he aquí unos pasos sencillos que facilitaran tu salida, y evitarán que se cancelen.

  • Lo más difícil es organizarse con las amigas, así que dictaminen un día de cada mes para esa reunión tan esperada, por ejemplo, el último fin de semana del mes, el primer viernes del mes.
  • Una vez puesta la fecha organízate con tu pareja, coméntale que ese día él cuidará de los hijos.
  • A veces es necesario ayudarle un poco a papá para que ese día pueda ser tranquilo tanto para ti como para él: Escribe en una nota las cosas necesarias para los hijos, organiza algunas actividades (películas, juegos de mesa, pijamadas)
  • Por otro lado a veces papá no puede ayudar a mamá por diversas circunstancias, consulta con los abuelos, tíos si pudieran apoyarte en esa ocasión con tus hijos. O consulta con niñeras, hay empresas especializadas en niñeras que te darán la garantía de que tus hijos se encontrarán bien.

Una vez planeada la salida, solo te tocaría estresante por verte más bella de lo que estás y disfrutar de una buena charla entre amigas. Tanto tú como tu familia te lo agradecerán. ¿Quieres saber a dónde ir? Visita nuestra página y obtén grandes ideas para hacer con las amigas www.kidszone.com.mx

Ya estoy grande, puedo hacerlo solito.

«Yo puedo hacerlo mamá, déjame hacerlo», es una frase común que las mamás escuchan todo el tiempo cuando son pequeños los niños.

Es verdad que, para nosotros como madres y padres, es más fácil si nosotros hacemos las cosas, además que es más rápido y así podemos seguir haciendo nuestras cosas; sin embargo, es necesario que dejes a tus hijos hacerlo por ellos mismos, a la larga te ayudará a tomar un pequeño descanso en la ardúa labor de ser mamá.

El hecho de que dejes hacer a tus hijos por ellos mismos las cosas les ayuda a crear confianza en sí mismos, crear independencia además desarrollan su manera de crear orden. Así que con tu ayuda y orientación ellos podrán lograr hacer muy bien sus cosas.

¿Qué pueden o no hacer según su edad?

Entre los 2-5 años

  • Ayúdalos a que recojan su ropa
  • Enséñales a colocar sus trastes sucios en su lugar
  • Muestrales que deben recoger sus juguetes
  • Dales 3 opciones de ropa para que empiecen a elegir que vestir
  • Ayúdalos a que se vistan solos
  • Enséñales a bañarse
  • Invítalos a cocinar contigo

Entre los 6-10 años

  • Dales opciones de tiempo ejemplo: haces la tarea primero y luego te metes a bañar o te metes a bañar y haces tarea.
  • Déjales tareas específicas en los deberes de la casa (limpiar la mesa, tender su cama)
  • Pídeles que organicen sus cosas de la escuela
  • Que te ayuden a preparar su lunch

Para poder reforzar los buenos hábitos puedes crear una pequeña tabla donde deberán ir tachando aquello que hicieron, o colocar una estrella si se cumplió con lo que se estableció en el día, y al finalizar la semana podrás recompensarlo junto contigo con un helado, una salida al parque o alguna actividad que disfruten.

El hecho que tu hijo sienta que lo que hace trae consecuencias positivas, le ayudará a reforzar su autoestima y seguir trabajando su autonomía.

Recuerda que para establecer un buen hábito hay que dar un buen ejemplo, ya que los niños son observadores y aprenden mejor cuando como papás damos un gran ejemplo de lo que nos parece correcto.

3 consejos para cuando tus hijos no quieren comer

 Existen etapas en la vida de los peques donde comen estupendamente, y otras en las que no lo hacen tanto. La razón es muy natural y se resumen en esta pequeña frase «Los niños comen por necesidad; no por obligación» Hay que tener en cuenta que la cantidad de comida que cada persona necesita es muy variable y depende de factores como el tamaño corporal, peso y altura.

Generalmente es entre los 5 y 7 años (cuando los niños comienzan a abrir su apetito) si has notado que pasa esta edad y aún tú hijo no quiere comer, te dejamos 3 básicas  recomendaciones que podrán ayudarte a que tus hijos coman.

  1. Crea un ambiente agradable a la hora de comer: La hora de comer es un momento muy especial en donde puedes generar una oportunidad de convivencia entre tu familia y tú. Evita tener distracciones como: la televisión, juguetes u objetos con los que tu hijo pueda distraerse y ocasionar que no coma.
  2. Ofrece porciones pequeñas: De esta forma tu hijo cambiará la percepción de comida, muchas veces si el plato se ve lleno tú hijo pensará que es demasiada comida y no querrá comerla. En cambio si le sirves un porción pequeña en un plato más grande la percepción cambia.
  3. Evita darle antojos antes de la comida: Muchas veces cuando eres niño tienes antojos y es muy común que tus hijos te pidan un dulce o cualquier otro tipo de aperitivo. Es importante que te re uses a darle eso, ellos deben aprender a que todo tiene un tiempo y hora establecida. Además si le das alguna de estas cosas lo llenarás pero no lo nutrirás.

La alimentación es  vital en el crecimiento y desarrollo de los niños, sin embrago, en algún momento será también una satisfacción y comerán  lo que más les guste. ¡Tómalo con calma! 

Papá también llora

Cuando llega un nuevo bebé a la familia pensamos en el niño, su crecimiento, sus emociones, su desarrollo, en la mamá, quien lleva la carga de la crianza y por lo tanto hay que cuidarla también. Sin embargo, muchas veces dejamos de lado a papá y lo que siente o pasa en el proceso de aprender ser padre.

 

Hoy hablaremos de papá: entorno a la figura del padre giran diversos mitos acerca de lo que es y lo que debe ser o se anhela que pueda ser.

 

En una forma similar a las mujeres, cuyo cuerpo las prepara desde el momento de gestación para ser madre, el hombre al conocer que será padre su cerebro empieza a generar sustancias que le ayudarán a llevar diversos cambios.

 

Una de las sustancias que genera es la oxitocina, la cual hace que los hombres se vinculen más a sus emociones, por lo que al igual que las mujeres también llegan a ser propensos a padecer depresión postparto. Sin embargo, teniendo en cuenta la postura social del hombre actualmente, es difícil de detectar debido a que no llegan aceptar con facilidad lo que sienten.

¿Postura Social?

Los hombres, suelen ocultar o evadir frecuentemente sus emociones debido a los estereotipos y tabús sociales, al convertirse en padres, el hombre tiende a canalizar sus emociones al trabajo en exceso, ejercicio, comida o algunas otras acciones, es por eso por lo que muchas veces pareciera que evitan el rol de ser padres.

A diferencia de las mujeres que suelen expresar sus emociones públicamente, los hombres llegan a ser más reservados respecto a éstas.

¿Por qué es importante saber esto?

Es importante que para que los hombres puedan desempeñar efectivamente el rol de padre, puedan expresar las emociones he aquí unos tips que pueden ayudar.

  1. Es importante que tengan un momento a solas, donde no se les cuestione y a su vez puedan reflexionar acerca de su día, dejar de lado el estrés del trabajo.
  2. A veces es importante recordarle que el llanto es necesario para poder soltar aquello que nos preocupa, nos estresa o nos pone triste, por lo tanto, darle un momento para que lo haga es importante.
  3. El grupo de amigos muchas veces es limitado con los hombres, pero el que puedan salir una vez al mes con ellos, le ayudará a mejorar su estado emocional y podrá recargar pilas.

Ayudando a papá.

Esos tips ayudarán a que papá pueda liberar tensión o cargas innecesarias de trabajo, en cuanto a la crianza, aquí hay otros tips que también pueden ayudar a que fluya con más tranquilidad y naturalidad.

  • Es importante tomarse un tiempo para reflexionar acerca de cómo afecta el hecho de ser padre.
  • Involucra a tu pareja acerca de tus emociones entre los dos podrán encontrar alternativas para resolver algunas problemáticas. Recuerda padres felices niños felices.
  • Desde que nace o está contigo, cárgalo, abrázalo y háblale en todo momento, los niños pequeños son quienes mejor escuchan.
  • Interactúa al momento del baño, cambio de pañales o la hora de comida, el niño irá asociando que papá también puede hacerlo y de diferente manera.
  • Trata de hacer tiempo para que puedas convivir únicamente con ellos y que ese tiempo olvides por un momento el teléfono, trabajo. Eso ayudará en un futuro a que tus hijos reconozcan que siempre podrán estar contigo.
  • Considera que serás un ejemplo positivo o negativo en tu hijo, así que un buen consejo es que tomes las características de alguien que admires y aplícalas te ayudará a crear un gran modelo.

No lo olvides, los hijos van guiándote en tu desarrollo como padre, si prestas atención te dicen que hacer para poder ayudarlos y lo más importante es que sepas que si tú te encuentras bien, tus hijos podrán saber que papá es feliz a su lado y la familia estará bien.

¡Tus hijos y sus mascotas!

¿Ya llegaste a la edad en la que tu hija o hijo quieren tener una mascota? Para ti, tener una mascota en casa es sinónimo de trabajo extra, limpieza, gastos de alimentos y suministros, entre otras cosas, sin embargo, tener una mascota no solo enseñará a un niño a ser responsable, sino que le aportará otras muchas enseñanzas.

Cuidado y empatía.

El tener una mascota ayuda a ver por otra persona, otra cosa que no sea uno mismo, los niños aprenden a cuidarse por medio del cuidado de su mascota, a entender emociones.

Establecer rutinas y desarrollar compromiso.

Nos ayuda a establecer rutinas creando hábitos, ya que las mascotas aprenden a través de nuestras rutinas diarias cuando es momento de comer, ir al baño, dormir, y jugar. Deja que tus hijos se involucren en la enseñanza de la mascota, así como de la limpieza y alimentación.

A ejercitarse.

Sobre todo si se tienen perros las mascotas ayudan a que tengamos más actividades de movimiento, como salir a dar un pequeño paseo para que puedan realizar sus necesidades; pero incluso una iguana, un conejo pueden ayudar a esto.

Expresar emociones.

Muchas veces no deseamos contar nuestro día a día a nadie, sin embargo una mascota es perfecta para poder hablar de estas debido a que ellas simplemente nos escuchan y no emiten ningún juicio, al contrario demuestran su afecto hacia con nosotros.

Salud.

Muchos animales se conocen por ser pequeños médicos en casa, por ejemplo los gatos ayudan a calmar nuestro ritmo cardiáco, previniendo ataques al corazón, algunas razas de perros son conocidas por detectar enfermedades como el cáncer, como perros de terapia entre otras cosas.

Entender de la vida y la muerte.

La mayoría de las veces, una mascota vivirá menos que otros seres queridos y dan una excelente oportunidad para entender sobre la muerte y el duelo.

 

Esto y otras cosas las mascotas ayudan a la familia, la manera en como les enseñes a cuidar y respetar a los animales a los niños, se verá reflejada en su comportamiento social. Así que enséñales a tus hijos a amar con cuidado, a sus mascotas, estableciendo límites y reglas sobre su cuidado.

La personalidad entre hermanos

Ser el hijo mayor, el mediano o el pequeño

Los hijos con hermanos desarrollan diferentes tipos de personalidad según el orden de nacimiento.

Igual que otros factores desempeñan un papel en el crecimiento de un niñoincluyendo la genética, el entorno y la educación—, el orden de nacimiento también puede ser definitorio de sus rasgos y su comportamiento.

Si es cierto que los valores principales de los hermanos son los mismo, es decir, tu habrás educado a tus hijos con unos valores principales de familia, educación, etc. Todo ello bajo el concepto de lo que está bien y mal, pero cada uno de ellos lo expresará de diferente forma. Las bases de la educación son las mismas pero la manera de interpretarla no. 

¿El orden de nacimiento afecta la personalidad?

El Psiquiatra Alfred Adler(1870-1937) propuso por primera vez una teoría sobre «mo el orden de nacimiento influye en la personalidad entre hermanos». 

El carácter de las personas se desarrolla en base a las relaciones afectivas entre familia, amigos y personas con las que convivimos, junto con las experiencias y situaciones que nos rodean.

 

Nunca va a ser igual la personalidad de un niño con hermanos a un hijo único, ni un niño con padres separados a un niño con una pareja estable como padres porque el entorno que les ha rodeado no ha fomentado las “mismas situaciones”.

 

Este tipo de entorno nos hace desarrollar personalidades adaptativas.

El rol del hijo mayor

Los hijos (o las hijas) primogénitos tienden a verse orientados a cumplir algún logro y a menudo rinden bien en la escuela y prosperan en posiciones de liderazgo.

Un estudio de 2009 publicado en el periódico Child Development también descubrió que los niños primogénitos son más adaptables —algo que podría manifestarse en la búsqueda de complacencia de sus padres y de los demás al rendir mejor en los estudios y en el trabajo.

El rol del hijo menor

La personalidad de los hijos pequeños es marcadamente diferente del resto de personalidades de los hermanos más mayores. Son extrovertidos

Las investigaciones muestran que el más bebé de la familia tiende a ser más creativo, rebelde y a llamar más la atención. Tiene sentido, si se considera que la forma en que los padres educan a los hijos mayores y a los más pequeños suele ser diferente

A menudo, mamá y papá son más permisivos y tolerantes una vez que se encuentran cómodos en su papel de padres y ya han pasado, al menos una vez, por el proceso de educar a un hijo.

El rol del hijo mediano

El del medio suele ser el pacificador de la familia.

Su forma de ver su papel en la familia es de un poco desatendido por el protagonismo que asumen tanto su hermano mayor (el primero en conseguir logros) como su hermano pequeño (que acoge todas las miradas desde que nació). Los hijos del medio son personas con muchos amigos, convierte en grandes negociadores, constantes y muy leales.

Ser el hermano de ‘en medio’ no es tarea fácil, o al menos en el desarrollo ellos lo sienten así.  Pero la realidad es que ser el hermano de en medio es especial puesto que siempre podrá estar acompañado y tendrá a su hermano mayor y menor en cercana edad, por lo que cuando crezcan podrán tener una bonita relación.

Toda relación que haya entre los hermanos debe cuidarse desde la infancia.

Cada hermano se vuelve un cómplice y guía para los demás.

Aprendiendo a leer juntos

¡Ya lo sabemos! La lectura es un hábito importante que es recomendable desarrollar a cualquier edad, pero si tienes niños pequeños es más fácil desenvolver éste hábito, de ahí la importancia de leer junto con los hijos 

La lectura ayuda a desarrollar nuestro cerebro en muchos sentidos: desarrollar habilidades para resolver problemas, desarrollar la creatividad e imaginación, ayuda al lenguaje, la ortografía, entre otras cosas. 

 

Por eso hoy te recomendamos los siguientes libros que te ayudarán a crear momentos especiales con tus hijos, hacer un hábito de lectura y a su vez reforzar algunos valores. 

 

Adivina cuanto te quiero de Sam Bratney (0-4 años):  

Es un pequeño cuento que habla de una liebre y su hijo donde se describen las preguntas que un pequeño tiene, es ideal para poder ir a la cama y reforzar el amor que se tienen. 

 

Elmer de David Mckee (0-4 años)  

Elmer es un elefante de mil colores, a quien no le gusta ser diferente, así que busca la manera de ser igual que los demás. Es un cuento que ayudará adquirir los valores de la tolerancia, el respeto y la diversidad. 

 

Yo mataré los monstruos por ti de Santi Balmes (a partir de los 4 años) 

Es un cuento que relata la historia de Martina quien tiene miedo por las noches, porque cree que bajo el suelo de su cuarto habitan monstruos que caminan cabeza abajo. Es una bonita historia que ayudará a los pequeños a combatir sus miedos. 

 

Son cuentos lindos, que los podrás encontrar en cualquier librería. 

Un tip para fomentar la lectura: estipula un momento del día donde tus hijos entiendan que será un momento entre ustedes, dejarlos escoger la lectura, y buscar hacer diferentes entonaciones para fomentar la imaginación con mayor precisión.

Sabemos que hay más libros que ya has leído con tus hijos ¿Cuáles te han gustado? Estamos ansiosos por conocerlos y recomendarlos aquí en KidsZone.